DEBER DE ASESORÍA EN EL MERCADO DE VALORES

UNIDAD DE REGULACIÓN FINANCIERA (URF) PREPARA NORMA MODIFICATORIA DEL DEBER DE ASESORÍA EN EL MERCADO DE VALORES

Dentro de la agenda normativa del la Unidad de Regulación Financiera del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, en adelante (URF), para el último trimestre del año, se proyecta la expedición de la regulación modificatoria al régimen aplicable al deber de asesoría en el mercado de valores. Dicha modificación está orientada a incorporar en la regulación actual, las mejores prácticas, la experiencia internacional y las recomendaciones del estudio realizado por el Banco Mundial sobre la materia.


Esta regulación busca, entre otros aspectos, precisar la definición y alcance del término asesoría, homogeneizar los estándares y mejorar la calidad de esta en el mercado de valores; igualmente, busca fortalecer los estándares para el suministro de información de los productos, incluyendo los riesgos y costos asociados, al igual que los estándares del deber de documentación del servicio de asesoría por parte de los intermediarios.


Con esta propuesta se amplía el alcance del concepto asesoría, el cual a la fecha se encuentra restringido exclusivamente a la actividad de intermediación de valores, para que en adelante las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia (Sociedades Comisionistas, Fondos de Inversión Colectiva, Sociedades Fiduciarias etc.), autorizadas para prestar asesoría o distribuir productos a terceros, presten su asistencia de conformidad con las normas generales que regulan esta actividad. De esta forma, se busca eliminar la dicotomía entre asesoría como deber y como actividad, prevista en la regulación actual.


De igual forma, se establecerá un listado de actividades que no se consideran asesoría tales como: informes de investigación, información general, recomendaciones conexas a un servicio profesional, entre otras.


De acuerdo con esta propuesta, es necesario incorporar a la actividad de asesoría criterios que permitan brindar un tratamiento diferencial según la clasificación del cliente y del producto lo anterior; con el fin de establecer un perfilamiento del inversionista y del producto para realizar un análisis de conveniencia y contar con mejores criterios para el suministro de información.

Respecto a la evaluación del perfil del cliente, se propone otorgar facultades a la Superintendencia Financiera para definir los principios que deben regir las políticas y procedimientos en este frente, así como los elementos mínimos a tener en cuenta en dicha evaluación, como, por ejemplo, conocimiento y experiencia en inversiones, objetivos de inversión y horizonte de tiempo, tolerancia al riesgo y capacidad para asumir pérdidas, entre otros. Adicionalmente, se exigirá que las entidades definan un perfil de producto para fijar el mercado objetivo del mismo.


Sobre el tipo de producto, la URF considera conveniente introducir la distinción entre productos complejos y simples, según análisis de complejidad, estructura, rentabilidad, activos subyacentes, riesgos, liquidez, volatilidad, costos, precios, entre otros, para la determinación del nivel de asesoría requerida. Para el caso de los productos catalogados como complejos, el nivel de información se debe aplicar bajo un estándar obligatorio más riguroso que el exigido en el caso de los productos catalogados como simples.


Para el efecto, la URF recomienda otorgar facultades a la Superintendencia Financiera de Colombia para que establezca los criterios que permitan identificar los productos complejos y, si lo considera pertinente, la implementación de una lista que los defina, ya sea de manera positiva o negativa.


Finalmente, el análisis de conveniencia hace referencia a la evaluación que debe realizar la entidad que brinda la asesoría con el fin de determinar si el producto se ajusta al perfil del inversionista.


De acuerdo con la URF, las entidades deben contar con políticas y procedimientos que aseguren que la estructura de riesgo-remuneración es adecuada para el cliente, teniendo en cuenta su perfil. ¿Antes de recomendar un producto de cualquier tipo, los intermediarios deberán analizar si existe algún instrumento que sea menos costoso y menos complejo que satisfaga la necesidad del cliente y se ajuste a su perfil.


Según lo señalado por la URF en un reciente foro académico sobre la materia, el proyecto de norma estará listo para comentarios de la industria antes de finalizar este año.

JAVIER RODRÍGUEZ

Coordinador Dpto. Derecho Financiero

javierrodriguez@cavelier.com

347 3611 ext. 2254


TAMBIÉN ESTAMOS EN
© Copyright 2015 Cavelier Abogados